fondo-slide-calderas_03

CALEFACCIÓN

SUELO RADIANTE

Llamamos suelo radiante al sistema de calefacción que se aplica a través del suelo calefactado (también se emplea en paredes) a través de un emisor de calor que puede ser eléctrico o agua caliente alimentada por gas o energía solar.

 

La ventaja de este sistema de calentamiento por suelo radiante es que incide sobre la temperatura resultante, en la que intervienen la temperatura radiante media y la temperatura seca del aire.

 

Por ello, al haber una temperatura radiante media más alta, puede bajarse la temperatura seca del aire dos o tres grados, disminuyendo en esa medida las pérdidas de calor del local hacia el exterior, sin disminuir las prestaciones en cuanto a comodidad térmica (sensación térmica).

 

Es un sistema que produce movimientos reducidos del aire, dada la baja temperatura de emisión y la extensión del emisor, y conviene por ello en locales de techos altos; evitando en gran parte el problema de la estratificación térmica del aire, que acumularía el aire caliente en la parte superior del local, lejos de la zona ocupada.

En el suelo radiante, la temperatura a la que el agua fluye por su interior es moderada, de 35 a 45 ºC, a diferencia de los 70 – 90 ºC del sistema que utiliza radiadores.

 

Por lo anterior, el sistema de suelo radiante es ideal para usar con placas solares, sin necesidad de calentador o caldera de apoyo.

 

El sistema de suelo radiante es similar o parecido a uno de calefacción por agua caliente, con una caldera, u otro medio de calentamiento, y una red de distribución.

 

El emisor, bajo el cual discurre una serie de tuberías haciendo meandros, de modo que los tubos están a una distancia relativamente reducida (entre 8 y 30 cm).

Instalaciones Rubio - Suelo radiante

Las tuberías de agua (generalmente de material plástico) se distribuyen sobre el forjado interponiendo un aislante térmico para evitar que el calor se disipe hacia la planta inferior.

Sobre las tuberías se pone una capa de mortero de cemento o anhidrita y arena y luego el solado, que se recomienda sea de un material poco aislante del calor (piedra, baldosa cerámica o hidráulica) y no de madera o moqueta.

El contacto desagradable de la planta del pie con un material frío, que normalmente se quiere evitar con estos suelos aislantes térmicos, queda compensado por la temperatura del suelo.

Si el edificio está bien aislado no es necesario cubrir toda la superficie del suelo con el sistema de suelo radiante y pueden dejarse unas franjas estrechas, cercanas a las paredes, sin tuberías, para colocar muebles (estanterías, aparadores), pues bajo ellos el suelo no emitirá y el calor puede estropearlos.

Hay que tener en cuenta que la temperatura máxima del suelo (será de 28 o 29 ºC) se necesitará solamente en los momentos más fríos del año; el resto del tiempo la emisión deberá hacerse a menor temperatura, luego la temperatura del caloportador también será menor.

 

Este sistema de calefacción por suelo radiante tiene además una especie de autorregulación natural: al subir la temperatura del ambiente (por ocupación de muchas personas, por ejemplo) disminuye el salto térmico emisor-ambiente, por lo que la emisión de calor disminuye, el caloportador se enfría menos y vuelve a la caldera más caliente, disminuyendo el trabajo de ésta y ahorrando combustible.

Instalaciones Rubio - Suelo radiante

La energía solar térmica se podría utilizar para la calefacción por suelo radiante. La ventaja es que el sistema de agua caliente utiliza el caloportador a baja temperatura, inferior o igual a unos 50ºC, lo que facilita un buen rendimiento de los colectores.

 

La desventaja fundamental es que el rendimiento de los mismos baja notablemente con bajas temperaturas exteriores, lo que quiere decir que precisamente cuanto más calor se necesita, los días más fríos, el rendimiento es menor y además coinciden con los días más cortos del año, lo que quiere decir que es menor la insolación.

 

Técnicamente es posible conseguirlo, a costa de una gran superficie captadora, pero luego, en épocas más cálidas, los colectores seguirán produciendo calor y habrá que deshacerse de él.

 

Pongase en contacto con profesionales y confie su instalación a expertos.  Intalaciones Rubio,SA Empresa Colaboradora De Gas Natural Fenosa

Centro de preferencias de privacidad

Cookies Imprescindibles

Cookies necesarias para la correcta navegación por el sitio web.

PHPSESSID,__smToken,__smVID,__utma,__utmb,__utmc,__utmt,__utmz,gdpr[allowed_cookies],gdpr[consent_types]
NID

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?